Mediciones en la fibra óptica, grabación y análisis de reflectogramas

30.04.2018

Un reflectograma es un archivo en el formato .sor, .trc u otros, que contiene un diagrama con la información sobre la línea medida.

Atenuación es una característica que nos indica cuanta potencia (dB o dBm) se pierde en un punto determinado (atenuación en el punto de fusión, caja) o en una determinada sección de la línea.

Atenuación kilométrica es la atenuación ligada a la distancia. Por ejemplo, tenemos una línea de 3 kilómetros de largo y atenuación en toda la línea es 0,66 dB, entonces la atenuación kilométrica sería 0,66/3=0,22 dB/km.

Y bueno, ¿qué podemos ver en un reflectograma al visualizarla en el OTDR o en un ordenador?

Pues nosotros veremos un diagrama. En el eje de abscisas se refleja la distancia, en el eje de ordenadas — nivel de potencia de señal. En general el diagrama será descendiente, porque todo lo que tenemos en una línea, atenua la señal transmitida: conexiónes, defectos, atenuación propia de la fibra.

Proceso de grabación de un reflectograma: el reflectómetro (OTDR) envía en la línea un impulso breve de luz (su duración se establece en el menú de ajustes) y registra la señal que se refleja.  La propia fibra, gracias a la dispersión de Rayleigh, refleja un poquito la señal. Asi, analizando la potencia de señal reflejada y momento en el que llegó este reflejo, el reflectómetro coloca los puntos en el plano de coordenadas, creando un diagrama. Si en algún punto de la línea hay una irregularidad (punto de fusión, doblamiento), entonces el nivel de señal reglejada disminuye y en el diagrama va a reflejar un desnivel. Si aparece alguna irregularidad mecánica (conexión mecánica, fisura, extremo de la fibra), el reflectómetro detecta en este punto una reflexión muy potente, mucho más potente que la luz que llega a causa de dispersión de Rayleigh. Entonces en el diagrama aparece un pico. Teniendo en cuenta que un solo impulso se devuelve con muchos ruidos y puede suministrar la información muy imprecisa, para poder grabar un reflectograma de calidad el aparato envía un millar de impulsos (miles y decenas de miles), y el reflectograma resultante es una mediación de ellos. Cuanto mayor sea la cantidad de impulsos, más precisa y regular resulta el reflectograma, pero el tiempo de procedimiento en este caso también se dilata.

Un reflectograma se compone de una zona muerta en el principio, sección principal y área de ruidos al final de la línea. En la figura presentada a continuación pueden ver un reflectograma típico:

OTDR

Vamos a tomar esta figura como básica, así que en adelante la vamos a denominar la «figura principal».

Analicemos cada elemento de este reflectograma.

En en proncipio podemos observar un pico de retrorreflexión del conector de entrada y un bucle después de él — este espacio se conoce como la zona muerta. Longitud de la línea empieza desde el inicio de escala de medición, así que la zona muerta también forma parte de la línea que estamos analizando. Ella no nos deja ver lo que sucede al inicio de la línea (no podemos ver la calidad de conexión en la caja y punto de fusión de “pigtale”). Las tecnologías actuales no permiten eliminar la zona muerta por cpmpleto, pero, tomando ciertas medidas, por lo menos podemos reducirla: bajar la intensidad del impulso, usar un reflectómetro más sensible y una bobina de compensación. No obstante, aún así no podemos ver la calidad de fusión de “pigtale” y fibra en una caja. Solamente podemos obtener algunos datos indirectos utilizando la bobina de compensación con la fibra (vea más abajo).

Cabe notar que la mera apariencia de la zona muerta nos puede proporcionar algunos datos. Cuanto más límpios sean nuestras conexiones mecánicas y enteros los topes de cables de conexión y “pigtales”, cuanto más breve sea el impulso (vea más abajo), tanto más corta y ordenada será esta zona muerta.

Si en un reflectograma nosotros observamos que el frente descendiente de la zona muerta tiene forma de una línea recta y se transforma en la sección principal bajo el ángulo, con esto la zona muerta es angosta y ordenada (como en la figura más arriba), entonces todos los valores están bien ajustados.

Si estamos viendo una imagen similar, pero la zona muerta es muy ancha (y todos los demás eventos también son anchos), entonces la duración del impulso es excesiva para esta línea (es como tratar de remover la tierra en una maceta con una pala de cavar). En este caso es necesario achicar el impulso y volver a medir la fibra.

Optic Fiber

Longitud de la línea es muy corta (aproximadamente 1,7 km), mientras que el impulso es demasiado prolongado (1 μs). Por esto la zona muerta y todos los demás eventos se ven dilatados, se pierde la “nitidez” y detalles pequeños. Para esta longitud de línea es necesario fijar el impulso 100 veces más breve. Hacía la parte derecha se puede observar un pico fantasma en la distancia dos veces más grante que el fin de la línea – de esto hablaremos más adelante. Otro detalle: como podemos ver, el reflectograma está “recortado” por la amplitud – los picos están recortados en la parte superior. Es una particularidad de un reflectómetro económico. No obstante, por lo general este efecto no impide ver los eventos en una línea.

A su vez, si la zona muerta es no solamente ancha, sino también se transforma en la sección principal de manera gradual (en forma de una parábola o hipérbola) y, con frecuencia, con ruidos, es una señal certera que algo está mal al comienzo de la línea  — uno de los puertos (en el reflectómetro o en la caja) está sucio, enchufe de la caja o del reflectómetro está dañado (en este caso al conectar/desconectar la línea el resultado cada vez va a ser distinto, inclusive hasta llegar al extremo de no detectar la línea), cable de conexión/pigtale está dañado, calidad de fusión en la caja es pésima.  O, un caso muy raro, pero, quizás, el más desagradable, hay un daño en la línea cerca de la caja (decenas de metros).

Fallas de este tipo también se puede observar en siguientes casos particulares: a veces, al realizar el control de entrada de una bobina de cable (o cuando es necesario medir una línea que no termina en una caja y el extremo del cable cuelga libremente), si el técnico no tiene en la mano un dispositivo de conexión operativa de fibras, es necesario soldar cada fibra con pigtale conectado al reflectómetro y después de realizar mediciones romper la fibra, volver a soldar otra, medir, romper y así sucesivamente.  Muchos técnicos precavidos ahorran su tiempo y recurso de electrodos de empalmadora de fibras ajustándola de manera que el aparato junte las fibras sin descargar el arco (lo permiten hacer las empalmadoras de fibra tipo Fujikura). Con esto la señal del reflectómetro pasa por una delgada capa de aire. Esto permite ver la línea (o fibra en una bobina de cable), aunque la zona muerta, en este caso, también tiene apariencia irregular a causa de la capa de aire (pero no tan horrible como en la figura más abajo). En el modo manual, guiándose por la imagen de la pantalla de emplamadora, se puede acercar las fibras con mucha precisión. Aún así, el desplazamiento ínfimo de ejes de fibras qie no se puede evitar del todo, influye muy notablemente en el paso de la luz por el núcleo. Debemos recordar que el diámetro del núcleo de la fibra es tan solo 9 μm.

Optic Fiber

Como podemos observar, el comienzo de la línea se ve horrible, aunque he visto casos peores. Lo más probable que la causa de esto es el cable de conexión extremadamente sucio, aunque también podría ser el defecto de enchufe óptico o daño del cable al lado de la caja o dobladura de fibra. Si las mediciones se realizaban no en una caja, sino en una línea sin cerrar (como en los casos descritos anteriormente), es posible que las fibras estaban mal centradas. Aquí debemos aplicar la lógica: si una imagen similar aparece en todos los puertos de la caja, entonces el cable de conexión está dañado (o enchufe de reflectómetro está dañado o muy sucio). Si esta imagen aparece en una sola fibra y el resultado de mediciones varia después de desconectar y conectar nuevamente el cable de conexión, lo más probable es que enchufe este dañado. Si el resultado es estable, puede ser que calidad de fusión en la caja es mala. Si aparecen varias fibras así y hay otras totalmente “tapadas” — es posible que la línea está dañada cerca de la caja o en la salida del cuarto de servidores. Si el resultado de mediciones con la longitud de onda 1310 nm es mejor que con 1550 nm, lo más probable es que hay una dobladura excesiva en la bobina de la caja.

Al final de la línea, después del pico final, aparece el área de ruidos. Ella ya no forma parte de la línea — la línea termina en el pico que precede el área de ruidos (de hecho, si el extremo de la fibra por la forma de su corte o por exceso de suciedad no deja la luz reflejarse y retornar, el pico final puede ser muy pequeño o desaparecer por completo. Estadísticamente es un caso poco frecuente, pero de vez en cuando puede aparecer). Área de ruidos puede tener apariencias distintas: ora cómo un palenque de picos y hundimientos, ora cómo una línea recta alrededor del cero o algo intermedio. Supongo que esto depende del algoritmo de procesamiento y modo de visualización de ruidos por el reflectómetro. Si la reflexión de retorno al final de la línea es potente (Pico es alto), entonces entre ruidos detectar un pico fantasma en una distancia que supera dos veces la longitud de nuestra línea. Su naturaleza es similar al reflejo doble de nuestro rostro en el cristal de una ventana o contornos desplazados de objetos en la pantalla de un televisór analógico: las ondas electromagnéticas atravesaron toda la fibra, se reflejaron del extremo de la línea, regresaron (trazando el reflectograma con el pico principal), nuevamente se reflejaron de nuestro extremo de la línea, volvierona a atravesar toda la fibra, se reflejaron del extremo opuesto y una vez más se registraron por el receptor del reflectómetro (trazando los ruidos y el pico fantasma entre ellos). Por supuesto que las perdidas en la línea son grandes, por eso el pico fantasma (siempre que pueda atravesar los ruidos) va a ser mucho más débil que el pico al final de la línea. Cabe notar que nunca en mi práctica no he visto que los eventos de la línea aparezcan entre los ruidos.

Optic Fiber

Ejemplo de un pico fantasma. Longitud de esta línea es 6,739 km (marcador rojo marca precisamente el final de la línea). En una distancia dos veces más grande, entre ruidos, podemos ver el pico de reflexión de retorno). Otro marcador (más delgado y pálido) es una opción del programa de revisión de reflectogramas que nos permite asegurarse de que este pico es una reflexión y no un evento real. Si esta opción está incluida en el software, este segundo marcador siempre se ubica dos veces más lejos que el principal. De hecho, presten atención como en este caso se dibujan los ruidos: una línea en el cero y unos pequeños resaltos.

Entre la zona muerta y área de ruidos se encuentra el cuerpo principal de la línea — nuestra zona de trabajo. En el caso ideal (estamos hablendo de un pedazo entero de cable, sin fusiones y empelmes) es una línea recta. Ella tiene una inclinación (desciende paulatinamente de manera regular) a causa de atenuación propia de la fibra (en las «ventanas de transparencia» de fibra singular este valor no supera 0,22 dB/km con la longitud de onda 1550 nm y 0,36 dB/km con la longitud de onda 1310 nm, inclusive menos; en todas las demás longitudes de ondas, incluyendo para la luz de espectro visible, atenuación es mucho más alta). Esta inclinación se nota en todas las figuras presentadas. Cuanto más corta sea la línea, más notable es la inclinación (esto se debe a que las escalas de un reflectograma largo y otro corto en la misma pantalla son distintas, pero el ángulo de inclinación (con la misma escala longitudinal) siempre es más o menos igual y depende de atenuación en la fibra).

Una pequeña digresión. Ahora quiero presentarles el diagrama (en dos variantes) que muestra la dependencia de atenuación de una fibra óptica de la longitud de ondas transmitidas (debemos recordar que existen muchas marcas de fibras y para cada una de ellas el diagrama será un poquito distinto — esto depende de aditivos agregados a la fibra de vidrio). En el diagrama podemos observar las zonas de trabajo para nuestra comunicación, denominadas ventanas de transparencia, en las que atenuación es mínima. Primera zona se utilizaba anteriormente, pero en estos momentos ya es obsoleta (atenuación en ella es alta), aunque todavía se utiliza en las fibras multimodales. Nuestras zonas de trabajo son la segunda (1310 nm) y tercera (1550 nm) — en estas longitudes de ondas la señal se transmite a la distancia máxima. Para algunas fibras también existen otras zonas en la longitud de onda más grande. En cada ventana de transparencia se puede organizar muchos canales independientes en su pripia longitud de onda, que difieren un poquito una de otra: así funcionan los sistemas de comunicación con separación de ondas (WDM, DWDM).

Optic Fiber
Optic Fiber

Continuamos.

Como ya lo habíamos dicho, en una línea perfecta nosotros veremos la zona muerta, una línea recta (sección principal), fin de la línea y área de ruidos. Ahora veamos que podemos ver en la sección principal, ubicada entre la zona muerta y fin de la línea.

a) Punto de fusión.

b) Emplalme mecánico (caja o fibrlok).

c) Dobladura de fibra.

d) Fisura en la fibra (que todavía no se rompió por completo).

e) Ruptura (fin de la línea).

Algunos modelos caros de reflectómetros también permiten ver algunas otras cosas: por ejemplo, el reflectómetro de Brillouin (BOTDR) es capaz de indicar las zionas con tensión mecánica peligrosa en la fibra (por ejemplo, revestimiento del cable se quemó/cortó y el cable cuelga solamente en las fibras de vidrio, pero por alguna razón no es posible detectar el lugar de daño desde afuera). Pero en este artículo no vamos a entrar en detalles de estas herramientas estrictamente especializadas y muy costosas. 

Vamos punto por punto.

a) Punto de fusión.

¿Qué apariencia puede tener un punto de fusión en el reflectograma?

Si la calidad de soldadura es muy buena y ambas fibras tienen las mismas propiedades, este punto puede quedar prácticamente inadvertido. Con una empalmadora de fibra de alta calidad estadísticamente salen muchas fusiones así y en algunas ocasiones, para encontrar un acoplamiento en un cable resulta necesario revisar varios reflectogramas de distintas fibras del cable hasta encontrar una con el punto de visión visible. 
Por lo general un punto de fusión tiene apariencia de un escalón descendiente. Cuanto más grande sea este escalon, tanto peor es la calidad de fusión y más fuerte la atenuación.

¿Qué tan grande puede ser el escalón? No es una pregunta sencilla. En general existen 2 condiciones principales de aptitud de una línea. La primera exige que la atenuación total de la línea no sobrepase los límites indicados antes: 0,22 dB/km con longitud de onda 1550 nm y 0,36 dB/km con longitud de onda 1310 nm. Segunda dice que el punto fusión con atenuación 0,05 dB e inferior se considera bueno y con atenuación superior a 0,05 dB – es defectuoso (surgió una burbuja de aire o desplazamiento de nucleos de fibras durante el proceso de fusión— vea el artículo anterior) y operación debe ser repetida. Si después de 5 intentos la calidad de fusión no mejore, se admite dejar el punto de fusión con atenuación no superior a 0,1 dB. Por esto, en cada línea particular estas dos condiciones pueden aplicarse de manera diferente: por ejemplo, en una línea complicada, con muchos acoplamientos por una unidad de longitud (es típico para FTTB o para las secciones en las que la forma de fijación del cable varia con frecuencia  – ora está colgado en los postes (debe llevar el elemento central de fuerza), ora pasa debajo de la tierra (debe tener el blindaje) y en cada punto de transformación lleva el acople), aunque atenuación en todos los puntos de fusión será igual a 0,05 dB, nosotros podemos incumplir la norma de atenuación kilométrica. Y, a decir la verdad, una situación así resulta ser muy incómoda: por un lado nadie tiene la culpa, no hay fusiones malas, pero el cliente tampoco puede recibir el trabajo porque la atenuación kilométrica supera el límite permitido. Podríamos achacar la culpa a los diseñadores que pusieron tantos acoples, pero ellos seguramente dirían que no hay otra forma de realizar la obra… 

Y viceversa: cuando en una línea muy larga hay posos acoples (1 acople por una unidad construccional que, dependiendo de la longitud del cable en una bobina, puede de 4 a 6 kilómetros), pero las fusuines son de mala calidad (>0,1 dB), la atenuación kilométrica puede ser aceptable, pero el trabajo como tal no cumple con la otra condición y debe ser repetido.

Ahora veamos algunos casos más complicados. En algunas ocasiones se puede ver un escalón no descendiente, sino ascendiente. Parece como si en el punto de fusión en vez de atenuación existiera una amplificación de señal. ¿Es posible esto?

Optic Fiber

En la parte superior izquierda podemos observar un escalon ascendiente y después otro descendiente.

¡Por supuesto que no! En realizad es una amplificación ficticia. Si nosotros repitiéramos mediciones con ayuda de probadores, hubiéramos visto que en realidad la señal disminuye. Esta situación puede surgir cuando nosotros soldamos dos fibras con distintos índices de refracción y dispersión, por ejemplo, una fibra normal (SM) y la otra — fibra con la dispersión desplazada (DS o algo por el estilo). Al medir este punto de fusión desde ambos extremos de la línea en una dirección podremos ver un escalón ascendiente y en la otra — un escalón descendiente un poquito más grande. De este modo la atenuación media ((A+B)/2) siempre va a ser positiva. De hecho, el nivel de atenuación por un lado y nivel de amplificación ficticia por el otro, pueden parecer bastante altos, hasta varios decibelios (como se muestra en la foto más arriba), aunque en realidad la atenuación en ambas direcciones va a ser moderada. La causa de esta amplificación ficticia radica en que la fibra con la dispersión desplazada tiene la ateniación kilométrica distinta y, en el punto de fusión con otro tipo de fibra, el reflectómetro detecta una amplificación superior a la atenuación real en este punto, pero al salir de esta sección (en otro punto de fusión) él agrega el mismo valor a la atenuación, mostrando en este punto una atenuación mayor de lo que es en realidad.  Pueden ver el mecanizamo de aparición de un escalón ascendiente en la figura presentada más abajo: distintos ñangulos de inclinación de líneas rectas se deben a la diferencia de atenuación kilométrica en diferentes tipos de fibra.

Optic Fiber

Es obvio que en este caso sería incorrecto juzgar la calidad de fusión por su atenuación (a aún más por su amplificación): cuando la amplificación ficticia en un punto es fuerte, atenuación en otro punto aparecerá aún más fuerte. Cada vez que se empalman dos cables con diferentes índices de refracción y dispersión (y en general cables de diferentes marcas), evaluar la atenuación en los puntos de fusión es necesario después de haber medido la línea en ambas direcciones y calcular el valor medio. Lo mismo podemos decir sobre atenuación kilométrica. Hipotéticamente, con el fin de precisar los resultados sería bueno hacerlo aun cuando se empalman dos cables iguales, pero en la vida real esto prácticamente no se hace y la línea se mide solamente por un lado.

Sobre todo esto pasa con los técnicos novatos: después de empalmar dos cables distintos toman el reflectograma en una dirección y la atenuación en algunas fibras aparece excesiva. Repiten la operación — el resultado prácticamente no cambia, vuelven a hacerlo de nuevo. Por esto hay que abrir su mente y mirar la situación de nmanera más amplia: grabar los reflectogramas por ambos lados, calcular el valor medio y solamente después de esto, si es el caso, tomar medidas pertinentes.

¿Pero por que sucede esto, para qué empalman dos cables distintos? Pues nadie lo hace a propósito, sino a la fuerza de circunstancias. Pueda que por error de proveedores/diseñadores/despenseros o simplemente por no tener otras alternativas adquieren y soterran un cable con una parte de fibras con dispersión desplazada, mientras en los postes colocan un cable normal (o viceversa). Raziones pueden ser varias. Y después nadie va a reemplazar el cable, ya que esto generaría perdidas millonarias.  

b) Empalme mecánico.

En el reflectograma se ve como un pico, por lo general bastante alto. El pico surge a causa de que en un empalme mecánico, aun cuando es un emplalme con pulido oblicuo — FC/APC, SC/APC, LC/APC, o con gel inmersivo en fiberlock, invariablemente se forma la retrorreflexión. Nivel de señal después del pico normalmente disminuye, más que en un empalme soldado (un empalme bueno es cuando disminuye 0,1 dB o menos; si disminuye más de 0,1 dB — cogemos servilletas sin vellos, alcohol, aire comprimido y palillos de algodón y limpiamos enchufes, pigtales y cables de conexión (en el caso de fiberlock — volvemos a montarlo). No obstante, debemos tener en cuenta que en el caso de una caja nosotros tenemos un empalme mecánico y al lado de él 2 empalmes soldados. Así que mala calidad de fusión de fibra con el pigtale también puede provocar atenuación, pero en el reflectograma nosotros no podemos distinquir estos 2 empalmes soldados y 1 empalme mecánico por estar muy cerca uno del otro.  

Cuando se empalman las fibras con diferentes dispersiones y atenuación kilométrica, igual que en el caso de fusión, también puede surgir una amplificación ficticia. ¿De qué dependen los parámetros de este pico?

Pues cuanto más potente es la retrorreflexión, tanto peor y más alto es el pico. Con el fin de reducir la retrorreflexión utilizan cables de conexión y oigtales con el pulido oblicuo (FC/APC, SC/APC). Sin embargo, la reflexión muy rara vez es la causa de fallas en funcionamiento del equipo, es un caso atípico. 

Anchura del pico depende de duración de impulso fijada en el reflectómetro (sobre ajustes de reflectómetro vea más abajo).
Nivel de señal antes y después del pico muestra cuanto se pierde en este empalme (cuanto menos, mejor). Como nosotros ya lo habíamos indicado en los atrículos anteriores, en las líneas importantes y largas se recomienda evitar empalmes mecánicos o, por lo menos, tratar de disminuir su número, ya que perdida de potencia en un empalme mecánico es mucho mayor que en un empalme soldado (aproximadamente 0,1 y 0,02 respectivamente).

c) Dobladura de fibra.

Dobladura esxesiva de fibra se ve prácticamente igual a un punto de fusión, pero tiene su particularidad. En ambas longitudes de ondas un punto de fusión va a demostrar prácticamente la misma atenuación. A su vez, un punto de dobladura de fibra será prácticamente invisible en la longitud de onda 1310 nm, mientras que en 1550 nm puede mostrar unos cuantos decibelios. Precisamente este detalle nos permite diferenciar un punto de dobladura de fibra en la bobina del punto de fusión. Si dobladura aparece en un lugar donde no hay bobinas, es una señal preocupante — algo está mal en el cable. Hay que ir a revisar el cable inmediatamente — es muy probable que se ha desprendido de los postes y pronto puede romperse.

Si estos signos aparecen en varias bobinas, hay que destaparlas y volver a acomodar las fibras. Pueda que las fibras se desplazaron por la caída de bobina o porque alguien las movió. En ciertas ocasiones las fibras pueden salir del cable y doblarse en un lazo con el radio inadmisible en la salida del módulo. Este efecto se puede observar en los cables expuestos a la vibración y ráfagas del viento: cables que pasan al lado de puentes largos, vías férreas. Lo más probable es que es el efecto de dilatación y compreción a causa de cambio de temperaturas que afloja la tensión de módulos en el cable. ¿Pero de dónde aparece este exceso de fibras? Pues las fibras dentro de los módulos no están tensionadas y, a causa de vibración, con el paso de los años pueden sobresalir unos centímetros por ambos extremos de un cable de 4-6 kilómetros de largo. Más que todo, las fibras suelen sobresalir en los cables con un solo módulo central en forma de tubo, mientras en los cables con varios módulos este efecto es menos notable. 

Otra de las causas que pueden ocasionar dobladura de fibras es el uso de cartuchos de 60 mm en las bobinas diseñadas para cartuchos de 40 mm. Como sabemos, la posibilidad de maniobra con las fibras en este caso se reduce y cualquier falta de precisión durante colocación de fibras en los soportes puede causar su dobladura. Dobladura excesiva es una cosa muy capciosa — es fácil dejar inadvertida una fibra doblada en exceso. Consejo para novatos: para entrenarse, en la medida de lo posible, pruebe hacer lo siguiente: doble la fibra en un acople mientras que un compañero de trabajo la supervise en una de las cajas la línea de manera permanente con ayuda de un reflectómetro, manteniendo la comunicación por teléfono. Al llegar a un radio de curva determinado él verá que en su acople empieza a crecer el escalón (cuidado para no romperla). De hecho, para entrenar la mano y sentirse más seguro, también les recomiendo hacer la siguiente prueba: coger un pedazo de cable óptico viejo, sacar unas cuantas fibras y doblarlas para establecer empíricamente con qué radio de dobladura estas se rompen (con revestimiento de charol y sin él).

d) Fisura en la fibra. Se parece a un empalme mecánico, pero puede ser más débil (pico pequeño) o más fuerte (pico casi tan grande como en el extremo, después de él apenas se ve la continuación de la línea). Si este mal aparece en un lugar donde no hay empalmes y fiberlock, entonces la cosa es grave. En general es un caso poco frecuente.

e) Ruptura o final de la línea. Hasta ahí iba una línea recta, después — únicamente ruidos (y, a veces, un pico fantasma del que hablábamos antes). Fin de la línea puede tener forma de un pico grande, pequeño o casi invisible. Por lo general, cuando se trata del fin de la línea, no nos interesa el tamaño de este pico. Pero, si el extremo de la línea está conectado al equipo y el pico es muy alto, sería bueno limpiar los empalmes mecánicos en aquel extremo de la línea.

¿Cómo distinguir el fin de la línea de una ruptura? Existe un solo método: hay que conocer de antemano la longitud de la línea. Ejemplo: si nosotros tenemos un reflectograma viejo que dice que longitud de la línea es, por ejemplo, 19,343 km, mientras en el reflectograma nuevo, con los mismos parámetros de mediciones, aparece la longitud, por ejemplo, 19,107 km y no hay conexión, es un indicio claro de que algo estaban cavando al final de la línea y la dañaron. Así que se recomienda conservar los reflectogramas viejos y periódicamente, por ejemplo, una vez al año, en la medida de lo posible realizar la medición completa de todas las fibras de sus líneas (después de haber avisado a los clientes sobre realización trabajos de mantenimiento). Comparando un reflectograma viejo, tomado por los técnicos que tendieron la línea, con los nuevos se podrán ver muchas cosas: en qué punto empezaron a salir las fibras de los acoples, dónde se puede sospechar una posible falla, en que caja hay que limpiar los enchufes, etc. Para esto hay que abrir 2 archivos a la vez y compararlos palmo por palmo.

¿Y qué hacer en el caso de una perdida repentina de la señal? ¡No es razonable buscar un reflectograma viejo y hacer comparaciones cuando cada minuto cuenta! Para esto los técnicos encargados de mantenimiento deben tener un esquema actualizado de toda la línea con indicación de distancias: entre los acoples más cercanos (es decir longitudes de secciones básicas del cable), entre cada acople y ambos extremos de la línea (cajas). Es un modelo estándar que se adjunta al pasaporte de la línea. Es deber de los técnicos encargados de explotación mantenerlo actualizado.

Cabe notar que el software para el ordenador (y el mismo aparato) permiten ampliar el reflectograma por ambos ejes. Un reflectograma de una línea larga con puntos de fusión inadmisibles por su atenuación en una pantalla pequeña (con baja resolución) puede tener la apariencia perfecta. Pero si nosotros aumentemos la escala vertical, empezarán a salir los escalones. Así que un reflectograma recto en una pantalla pequeña todavía no significa nada, siempre hay que ver la atenuación kilométrica. 

De hecho, ¿cómo ver la atenuación kilométrica de una línea? Es un momento muy importante y a la vez complicado.
Lo mejor sería medirla con probadores. O con ayuda de un probador y un reflectómetro con función de probador.

En uno de los probadores activamos el modo de transmisor, en el otro — receptor. Los interconectamos con ayuda de cables límpios a través de un enchufe límpio (la cadena es: puerto de transmisor — cable de conexión 1 — enchufe óptico — cable de conexión 2 — puerto de receptor).

Optic Fiber

Y miramos qué nos mostrará el receptor. Este será nuestro «cero de referencia». Hasta, para mayor comodidad, podemos reinicar el receptor de manera que este valor se establezca en calidad de cero.  Después apagamos nuestros probadores, desconectamos ambos cables de conexión del enchufe óptico y, sin desconectarlos de probadores (para no introducir un error adicional — al desenroscar/enroscar el cable de conexión atenuación puede variar un poco), llevamos el transmisor a un extremo de la línea y receptor al otro, los conectamos (después de haber limpiado bien los enchufes) a la línea y realizamos mediciones. Valor negativo (en decibelios) que se reflejará en la pantalla del receptor será la atenuación de toda la línea.  Lo dividimos por la longitud óptica de nuestra línea y obtenemos la atenuación kilométrica (dB/km). En el caso de necesidad de obtener mayor precisión se puede intercambiar los probadores, medir de nuevo y sacar el valor promedio. Este método es el más exacto, pero bastante engorroso y demorado. Normalmente las líneas magistrales miden con ayuda de probadores y reflectómetros ópticos en ambas direcciones una vez al año. En el caso de las líneas comunes casi no se utilizan probadores — las miden solamente con ayuda del reflectómetro en una sola dirección, muchas veces únicamente cuando algo empieza a fallar o se pierde la comunicación.

Reflectómetros

Equipo Toolboom

Reproducción de materiales publicados en la página web toolboom.com es permitida únicamente con referencia expresa e indicación de enlace para cada segmento de contenido copiado.

Referencias de clientes

Visitar chat
English Online Español Online Русский Online Technical Support Online
Ver todo el catálogo
Carrito de compras
No hay productos en el carrito
Chat de ventas
 English online
 Español online
 Русский online
 Technical Support online
Contactos
Teléfono:
Email:
Comparar
No hay productos para comparar
Carrito de compras
Chat de ventas
Contactos
Comparar